Más del 50% de la población activa de America Latina trabaja de forma informal, según la OIT , esta cifra rondaría los 300 millones de personas a principios del 2020 .
Frente a la situación actual , gran parte de esta población ha quedado sin sustento , quedando a la espera de alguna “ayuda” estatal de 20 dólares mensuales en el mejor de los casos.
Desalojos masivos donde cada vez más familias son volcadas a vivir en la calle .
Las ollas populares han sido la muestra clara que los seres humanos seguimos teniendo empatía y somos solidarios.

derechoshumanosyanimales

Entonces, frente a esta realidad:

¿dónde quedan los derechos animales ?

¿ cómo nos páramos quienes buscamos un mundo más justo para todas las especies?

Tengamos en cuenta que para hacer valer los derechos animales más básicos necesitamos de personas que se organicen y que por sobre todas las cosas, tengan lugar en sus vidas para hacerlo.

Cómo están dadas las cosas, con la mayoría de la población sin sus necesidades básicas satisfechas,generando una lógica inestabilidad emocional , viviendo en la incertidumbre más dura y con la única preocupación de traer un poco de tranquilidad a sus familias , no tenemos más opción que meternos en el barro .

Necesitamos condiciones para que un mundo de derechos para todes crezca y esas condiciones no se van a lograr si seguimos de largo mientras se retrocede en estos, sin importar la especie.

PIRÁMIDE DE MASLOW

Esta pirámide es usada para muchos fines, pero detengámonos a analizarla teniendo fines éticos, que son los que queremos conseguir. Trata sobre las necesidades humanas y sus prioridades.

En color rojo vemos el escalón básico que está relacionado a las necesidades más inmediatas cómo ser : hambre y sed.
Según este psicólogo estadounidense, solo se pasará a un siguiente escalón luego de tener las necesidades satisfechas del escalón anterior.
En el segundo tenemos la seguridad y es aquí donde me detengo.

Los seres humanos tenemos la capacidad de organizarnos para satisfacer nuestras necesidades más inmediatas, nos impulsa la urgencia por la alimentación y/o vivienda digna , segura y estable.
Pero ¿qué pasa cuando la causa no está directamente relacionada con nuestras necesidades más inmediatas?
Cómo ser los derechos de colectivos a los cuales no pertenecemos de forma directa pero socialmente nos involucra,cómo los derechos animales.

Según Maslow , recién después del tercer escalón los seres humanos empezamos a pensar socialmente y en ayudar a otros.

Creo que más allá de nuestros deseos, sabemos que la realidad nos da cuenta de eso. No hay capacidad de organización relacionada a causas que no están involucradas a nuestras necesidades más directas mientras estas no estén insatisfechas . Acá volvemos a las cifras, más del 50% de la población en América Latina trabaja de manera informal y hoy ese porcentaje está siendo empujado a ubicarse en los dos últimos escalones de la pirámide.

No podemos luchar en profundizar los derechos de todes más allá de las especies mientras vemos cómo muchos los están perdiendo, necesitamos una sociedad entera, sin familias en las calles,sin niños pasando hambre , con derechos estables que potencien las condiciones de organización y profundicen los derechos más básicos.
No hablo de prioridades, se trata de ver los derechos como algo global, humanos y no humanos, que nadie los pierda y poner el foco en una realidad : para lograr una vida digna para los animales necesitamos de personas organizadas y la fragmentación social va en el camino opuesto .

Darío Costa
Activista por los derechos de los animales

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *